Claves y reflexiones sobre el 21D: del 155 a la resistencia catalana

Parecía que tenía que ser el fin de Catalunya tal y como la conocemos. Que venían para barrer con todo. Pero se han encontrado con una formidable resistencia que les ha detenido en seco, las posiciones se mantienen fijas pero las fuerzas incrementadas y renovadas. Me gustaría enumerar ocho aspectos clave que considero que van a marcar las estrategias políticas de la próxima legislatura, tanto en Catalunya como en el resto del estado.

1.- Rechazo claro al 155 y su aplicación

Los cuatro partidos que habían mostrado un rechazo frontal a la aplicación del 155 (bloque indepe + comunes) han obtenido una mayoría absoluta clara en votos y escaños: 54,94% (78 escaños). Esto obliga a una enorme presión por eliminar todo vestigio de su aplicación en Catalunya, ya no solo del 155 sino de todas las medidas previas de control de las cuentas.

155

2.- Crecimiento y consolidación independentista

Se confirman y superan los 2 millones de votos independentistas del 1 de octubre. Queda claro que todas esas historias de urnas que venían ya llenas de papeletas del Sí eran efectivamente burdas mentiras. La realidad es que el independentismo sigue creciendo en términos absolutos haciendo cifras récord año a año.

Elecciones 2012 Consulta 9N (2014) Elecciones 2015 Referéndum 1O (2017) Elecciones 2017
1.740.818 1.897.274 1.966.508 2.044.038 2.063.361

La reacción tanto de Arrimadas como de Rajoy ha sido reafirmarse en la mentira y en la negación de la evidencia diciendo que el independentismo ha bajado lo cual es objetivamente falso. El unionismo sigue pues inmerso en la estrategia de la tapia, ignorar esa realidad incómoda que crece y se consolida amenazando con desestabilizar definitivamente al régimen del 78. Una estrategia peligrosa que sirve para ganar tiempo hoy a costa de empeorar la situación mañana ya que puede terminar por precipitar en forma mucho más lesiva para sus intereses aquello que tanto quieren evitar.

3.- Polarización y participación creciente

Al proceso independentista le sigue un incremento parejo en la movilización del unionismo espoleada con todo tipo de recursos y logística desde las élites políticas y económicas del estado profundo español interesadas no solo en la contención del independentismo sino también, y a nivel estatal, de la izquierda emergente. La estrategia de alimentar a una nueva fuerza que recoja y concentre el voto del PP erosionado por la corrupción, que también se intentó en las generales, ha dado mejores frutos en Catalunya gracias a la pulsión secesionista concentrado el grueso del voto antiindependentista en la candidatura de Ciudadanos.

Elecciones 2010 Elecciones 2012 Elecciones 2015 Elecciones 2017
Participación 59,95% 67,76% 74,95% 81,94%
Independentismo 10,28% 49,15%* 47,80% 47,49%
Unionismo 34,05% 37,05% 39,11% 43,49%
Ambiguos 45,86% 9,89% 11,45% 7,45%
*En esas elecciones CIU tuvo una posición entre ambigua y deliberadamente independentista y fue en esas donde inició el viraje político que les condujo a la escisión de Unió y Convergencia.

Lo cierto es que asistimos a una carrera armamentística en la que el independentismo sube pero el unionismo también. En esta carrera los dos bandos están siendo capaces de reclutar más fuerzas. Lo que vemos es que a cada proceso electoral se le ha ido sumando aproximadamente un 7% de participación mientras que los pesos relativos se han mantenido. Sin embargo, ese crecimiento no es enteramente simétrico. Mientras que el independentismo se vuelve cada vez más militante y firme apoyándose en un alto índice de conversos, el unionismo moviliza en mayor levedad principalmente entre votantes nuevos y despolitizados, más vulnerables a la desinformación. Esto es fácil de comprobar si se compara la asistencia y número de manifestaciones, mucho mayor en el lado independentista, el número de apoderados y el número de socios y simpatizantes de las organizaciones independentistas. También todas las encuestas rebelan una relación entre el nivel educativo y el interés por la política con una mayor tendencia independentista.

Referencias a los datos aportados en:
https://politikon.es/2015/10/23/los-determinantes-del-independentismo-en-cataluna/
https://www.vilaweb.cat/noticies/com-mes-joves-mes-independentistes/
https://www.naciodigital.cat/noticia/79486/cinc/grafics/entendre/evolucio/independentisme

4.- La mayoría parlamentaria independentista resiste la ofensiva del 155

Lo cierto es que el gobierno español tenía muchas esperanzas puestas en debilitar las posiciones independentistas convocando ellos mismos unas elecciones en las que la Junta Electoral Central ha actuado con poca imparcialidad favoreciendo siempre que ha podido la estrategia unionista y en la que se ha volcado una financiación récord de más de 2 millones de euros a Ciudadanos para garantizar que la voz de Arrimadas era escuchada hasta en el último rincón del país. Esperaban que incrementando nuevamente la participación se lograse abatir la mayoría parlamentaria pero no ha sido así. Esta vez en unas elecciones desiguales en medios no solo económicos sino también humanos debido a la ausencia física de importantes figuras independentistas encarceladas o exiliadas impunemente por un estado enloquecido en su represión. Lo más notable de la jornada ha sido ver que nada de todo eso ha servido y que la resistencia catalana ha aguantado el embate.

Por el contrario, el objetivo de mínimos que se había planteado el independentismo, resistir en un entorno hostil para seguir vivo y poder luchar mañana se ha conseguido sobradamente. Las posiciones relativas en votos se han mantenido y el retroceso en escaños es testimonial, más debido al hecho de que ahora JxSí se presenta de nuevo divido en sus dos formaciones naturales, ERC y un PDeCat cada vez más diluido en la lista de un Puigdemont completamente agigantado por los acontecimientos.

El partido más castigado electoralmente ha sido el PP, precisamente aquel que ha llevado a cabo la intervención de la Generalitat acercándose peligrosamente, con 3 escaños, a la marginalidad política.

5.- El bloque de JxSí se refuerza frente a CUP

Este cambio no es asunto menor ya que si contamos diputados ahora la CUP no es tan imprescindible como en la anterior legislatura. Y ello es debido a que la CUP ya no necesita votar afirmativamente para contrarrestar posibles votos en contra del resto de fuerzas políticas no independentistas ya que basta la abstención de CUP para que el bloque ERC+JxCat obtenga mayoría simple (66 escaños frente a 65). Este pequeño detalle va a permitirles una legislatura menos tensionada con la CUP. Probablemente la CUP se ha visto afectada por una mezcla de retorno del voto prestado procedente de ERC que tuvo en las pasadas elecciones junto a un cierto voto útil a las otras listas para tratar de detener a última hora la posible victoria de la lista de Ciudadanos.

6.- La relación de fuerzas ERC vs PDeCat al descubierto: equilibrio

Esto es importante ya que JxSí se configuró bajo la base de una primacía convergente en una estructura, JxSí, en la que esas diferencias no se visualizaban explícitamente. Ahora PDeCat no tiene un control efectivo de la lista en la que concurren algunos de sus miembros (JxCat) y la relación de fuerzas de esta lista con ERC ha alcanzado el equilibrio, quedando ambas muy parejas en votos y escaños. Esto es clave porque va a llevar a un independentismo cada vez más basado en la colegialidad de decisiones, método que ya experimentó con JxSí pero que ahora va a tener que llevar a su máxima expresión sino quiere verse afectado por las tensiones entre partidos.

7.- La presidencia de Puigdemont queda fuera de discusión

Otro aspecto importante es la victoria por la mínima de JxCat respecto a ERC. Esto es muy relevante porque facilita las cosas a los actores centrales del proceso ya que no hay incentivos por parte de ERC para cuestionar la presidencia de Puigdemont y permite a todas las partes construir sin disensos el relato de que lo que se va a hacer es restituir el gobierno ilegítimamente usurpado por el 155 del gobierno español.

8.- Unas elecciones con eco internacional

Ha habido prensa internacional durante el transcurso de los comicios, algo inaudito para lo que supuestamente eran unas simples regionales. Catalunya ha sido de nuevo noticia haciendo de los resultados un doble castigo para el gobierno español. La prensa internacional ha sido unánime reconociendo la victoria independentista y el varapalo de Rajoy y su política de castigo y represión. Y ojo porque desde países de tanto peso como Alemania y Francia la prensa empieza a ser unánime en pedir la intervención de Bruselas y en que el PP de Rajoy ha recibido un severísimo correctivo incapaz de resolver el problema haciendo en realidad lo contrario, empeorarlo.

 

Mis conclusiones

Honestamente pienso que la campaña por el lado republicano-indepe ha sido precipitada y mala, se nota que se iba mermado y debilitado por todos los varapalos y coacciones judiciales. Pero igualmente no hay excusa. La excesiva apelación al victimismo vacía de contenido no da mucho más de sí y no es señal de fortaleza. Toca demostrar que vas a ser capaz de llevar a buen término tan ambiciosas pretensiones. Así pues, el marco republicano debe imponerse en un marco propositivo más amplio y tiene todas las papeletas a su favor para lograrlo. A mi entender, para llegar a esos estratos despolitizados a los que sí llega Ciudadanos hacen falta tres cosas: Recursos económicos, lenguaje (más castellano) y propuestas sociales concretas. Ciudadanos ha tenido las dos primeras.

Por suerte, el unionismo tampoco ha estado lúcido ni ha sido propositivo. Aunque ha logrado incrementar algo su peso parlamentario lo ha hecho sacrificando matices y arrejuntando con más fuerza bruta que convicción a una masa que contrarreste la crecida independentista. Pero, precisamente, la levedad de los pilares en los que se sustenta, gente despolitizada, poco informada y tradicionalmente abstencionista y desmovilizada, es su gran talón de Aquiles.

Es evidente que buena parte de la estrategia va a basarse en la internacionalización del conflicto ahora con el posible retorno de Puigdemont y su investidura en el Parlament. Veremos si el estado Español no pretende torpedear con una nueva muestra de fuerza bruta. Con el resultado electoral ha perdido legitimidad para ello pero bien podría seguir hacia adelante con la represión como si no hubiera un mañana. Eso tendría el riesgo de encasillarnos en el victimismo permanente y toca pasar a la ofensiva dialéctica porque hay sobrados argumentos.

Lo cierto es que la respuesta que ahora de el gobierno español y todo el aparato judicial que está bajo su control (bendita separación de poderes la de España) es una cierta incógnita. Tiene como siempre tres opciones, sentarse a negociar y pensar alguna propuesta para, cediendo lo mínimo convencer a los catalanes de que se queden, no hacer nada que es lo mismo que dejar hacer tácitamente con lo que el problema se lo encontrarán mayor más adelante o pisar el acelerador con la represión. Más detenciones, más sanciones, inhabilitaciones y todo con objeto de no dejar formar gobierno o de que ese gobierno no pueda gobernar. Alemania, temiéndose esa última deriva ya les ha instado a que dejen formar gobierno y se sienten a dialogar. Pero aún podrían ir más allá prohibiendo partidos y demás. Los escenarios de mayor represión nos podrían llevar a más violencia en las calles lo que terminaría por dar la excusa al estado para kaleborrokizar el problema y actuar con un grado mayor de represión escalando el conflicto a niveles nunca vistos. Mucho cuidado con eso. Si España escoge esa deriva violenta habrá que medir muy bien cada paso. Y a estas horas no me vienen respuestas contra eso.

En cualquier caso, y mientras se va dilucidando qué rumbo toma el estado español hay que ir pensando en una estrategia de República a medio plazo para atacar esos sectores de clase baja castellanohablante y descendiente de inmigrantes que no se han sentido interpelados. Son núcleos de población muy refractarios a las consignas catalanistas y que se mueven en una esfera mediática generalmente castellana. Eso obliga a una aproximación que use medios castellanos y que necesariamente va a ser costosa en recursos. Se necesita que en ese argumentario en castellano lleguen precisamente propuestas que demuestren que la República se interesa por ellos. Es anómalos que los más ricos voten lo mismo que los más pobres pero es reversible, si se les informa.

El inicio de un proceso de debate constituyente puede ser una magnífica excusa para invertir recursos en esos sectores. ¿Qué puede hacer la República por ti? Infórmate de las ayudas y derechos de los que te vas a poder beneficiar en la República Catalana. Ese es el frame y así a bote pronto se me ocurren varias propuestas sociales clave en las que habría que trabajar.

  • Becas de estudios para todos los universitarios y más peso a la tutoría para canalizarlos a una investigación pública mejor financiada o hacia las especializaciones demandadas por el sector privado.
  • Descongelación de las pensiones indexándolas de nuevo a la inflación y subida de las pensiones mínimas.
  • Reducción de la tarifa de la luz gracias a una reforma tarifaria que reduzca el término fijo y a una recuperación del control del sector eléctrico catalán así como una potenciación del autoconsumo renovable. Ley de balance neto.
  • Ayudas universales para padres con menores a cargo.
  • Incremento de las oposiciones a funcionario público en muchas áreas en donde serán necesarios, enumeración de cuales serán las nuevas plazas que se abrirían para construir la república y cuales serán los requisitos de formación para acceder a ellas. Habría que relajar allí donde sea posible el requisito de conocimiento del catalán siempre que esa persona se comprometa a asistir a un cursillo para homologarse (ya se que muchos no verán a priori ponerse algo más blando con la exigencia del catalán pero creo que es un pequeño sacrificio para un gran beneficio y facilitará la integración de toda una comunidad que guste o no ya es parte de nuestro país).
  • Gratuidad de los libros de texto además de su digitalización completa.
  • Un servicio de desempleo unificado que acabe con ETTs y consultoras y que realmente esté bien dotado y funcional. Con asistencia individualizada y con la garantía de que mientras se busque trabajo activamente se cobre una prestación de desempleo para una subsistencia razonable.
  • Ayudas al alquiler para los jóvenes que deseen emanciparse.
  • Precio base asequible garantizado para una conexión a Internet mínima que asegure el acceso digital a todas las familias.

Y podríamos seguir. Son todo cosas que afectan al bolsillo y la igualdad de oportunidades de las familias con menos recursos, y muy directamente, y que una República Catalana tendría recursos para eso y más pero es cuestión de trabajar y pensar las propuestas. Hacer un plan detallado de en qué se va a gastar el dinero para construir la República dejando claro en qué les va a beneficiar a ellos como familias la constitución de la República. Ese posicionamiento, además, haría cada vez más difícil de sostener el posicionamiento equidistante de los comunes quienes justamente se verían atraídos por ese tipo de propuestas sociales. Se puede y debe construir un renovado pacto social interclasista sobre la base de la construcción de la República Catalana. En interés de todos y también de España cuya izquierda dormida deberá despertar de una vez y empezar a poner en cuestión todas las instituciones heredadas del franquismo que constituyen el viejo y anquilosado régimen del 78. Un ejemplo exitoso es necesario para que la deconstrucción del R78 se ponga en marcha y para que la gente empiece a girar la cara hacia las oligarquías castellanas, causantes del desajuste y atraso secular de España con respecto a Europa occidental.

Es la hora del retorno del gobierno legítimo sí pero también del inicio de un proceso de debate constituyente que deje claro hacia qué república se quiere ir. Y para ello harán falta recursos, propuestas e independentismo también en castellano.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Víctor García

Licenciado en física, máster en física computacional y posgraduado en técnicas cuantitativas para los mercados financieros. Ha trabajado como personal docente investigador en la UPC y como técnico de banca en una gestora de fondos de inversión. Actualmente interesado en encontrar nuevas formas de gobernanza colectiva que permitan el ejercicio de una soberanía popular real así como por potenciar el desarrollo de una nueva modelización económica basada en agentes como solución a los problemas de previsión económica y asignación de recursos.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política y sociedad, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s