Diferentes lecturas para los resultados del 27 S

Los resultados de las próximas elecciones al Parlament van a presentar tantas lecturas como partidos se presentan a la contienda electoral. Dada la complejidad del asunto, en este artículo de opinión pretendo dilucidar cuatro de ellas cuyo conocimiento resultará especialmente útil si se pretendiera analizar los resultados desde una óptica democratista y de empoderamiento popular: la lectura en clave reformista, la lectura en clave destituyente, la lectura en clave independentista y la lectura en clave constituyente. Finalmente, concluiré el artículo con mi listado personal de preferencias justificado.

  • Lectura en clave reformista: Entendemos por fuerzas reformista   s aquellas que pretenden alterar sustancialmente la estructura del marco institucional del estado español y Cataluña desde la propia institucionalidad vigente. Podemos clasificar como fuerzas reformistas (del ámbito territorial, que no del económico ni de la representación política) a Unió Democràtica de Catalunya y al Partit Socialista de Catalunya. La principal característica de ambos proyectos políticos es que su viabilidad se supedita a la reconfiguración de las nuevas cortes el próximo diciembre y en esta, tal y como muestran las últimas encuestas, parece ser que no se alcanzará el soporte de las dos terceras partes de los diputados y senadores necesario para iniciar la reforma constitucional pertinente. En contraposición a los proyectos reformistas, tenemos los pro-status quo (o inmovilistas) de Ciutadans y el Partido Popular y los rupturistas de la CUP, Junts pel Sí y Catalunya Sí Que es Pot. En una lectura en clave reformista de las elecciones, por lo tanto, deberemos contraponer y comparar los votos del bloque PSC-UDC con los del resto de fuerzas para comprender qué porcentaje de la población catalana está por la reforma.

refor

  • Lectura en clave destituyente: Esta es muy interesante, aunque no la he visto demasiado referenciada en los medios. Entendemos por fuerzas destituyentes (o rupturistas) aquellas que pretenden alterar totalmente la estructura del marco institucional del estado español y/o Cataluña a través de la creación e implantación independiente de una nueva institucionalidad que suplante la vigente. Podemos clasificar como fuerzas rupturistas a Catalunya Sí Que es Pot (sus propuestas en el ámbito territorial lo son sin ninguna duda, aunque se pretenda negar desde ciertas lecturas reduccionistas, pues CSQP propone la constitución de una república catalana y la celebración de un referéndum a través no de la reforma de la actual constitución sino de la elaboración de una nueva en todo el estado; otro tema de discusión ya es hasta qué grado este proyecto se supedita a los resultados de las elecciones generales o si resulta mínimamente verosímil), JxSí y la CUP. La principal característica de estos proyectos políticos es la oposición frontal al mantenimiento de la institucionalidad vigente (conocida como régimen del 78) y la renuncia a seguir con los cauces legalmente establecidos para reformarla. En contraposición a los proyectos rupturistas tenemos a los reformistas (UDC y PSC) y a los inmovilistas (PP y C’s). En una lectura en clave destituyente, por lo tanto, deberemos contraponer y comparar los votos del bloque JxSí-CUP-CSQP con los del resto de fuerzas para comprender qué porcentaje de la población catalana está por la ruptura. 

dest

  • Lectura en clave independentista: Entendemos por fuerzas independentistas aquellas que están a favor de la secesión del territorio catalán respecto del resto de España y la creación de un nuevo estado independiente, incluso si esta separación se debe acabar produciendo unilateralmente. Clasificamos como fuerzas independentistas a Junts pel Sí y a la Candidatura d’Unitat Popular. Sus proyectos políticos se caracterizan por contener una hoja de ruta a corto plazo para la consecución de la desconexión con el estado español, la transición nacional y la celebración de un proceso constituyente para el nuevo estado independiente. En contraposición a las fuerzas independentistas tenemos al bloque de fuerzas unionistas, compuesto por C’s, PP, PSC, CSQP y UDC. En una lectura en clave independentista de estas elecciones, por lo tanto, deberemos contraponer y comparar los votos del bloque JxSí-CUP con los del resto de fuerzas políticas para comprender qué porcentaje de la población catalana está por la creación de un nuevo estado catalán independiente. 

indep

  • Lectura en clave constituyente: Esta es una de las más importantes y sin duda en la que menos se ha ahondado en los medios de comunicación. Antes de intentar abarcarla, me gustaría clarificar un par de conceptos: Toda constitución es hija de su propio proceso constituyente. Es indudable que el contexto histórico en el que se produce este proceso constituyente y sus propias características, especialmente su institucionalización, marcan la forma y contenido de la nueva Carta Magna, y esta las condiciones de vida de su población hasta la siguiente revolución o reforma. Por consiguiente, es innegable la eventual trascendencia que tendrá este parlamento en caso de que el proceso independentista tire adelante, pues en la ya mencionada hoja de ruta de las fuerzas secesionistas este parlamento va a ser el encargado de determinar cómo va a ser el proceso constituyente de la nueva república, con todas las consecuencias que eso implica tanto sobre la nueva constitución como posteriormente sobre las condiciones de vida de aquellas gentes que vivan bajo su amparo. Resulta alarmante descubrir la falta de concreción en los programas tanto de JxSí como de la CUP en este sentido, pero podemos intentar predecir cómo enfocarán el tema a partir de cómo han actuado ambas fuerzas estos últimos años en relación al proceso. Bajo mi punto de vista, Esquerra Republicana y Convergència Democràtica han intentado darle un uso claramente partidista al proceso de independencia  tratando de modificar sus ritmos en función de las encuestas electorales, siempre actuando de un modo egoísta en pos de maximizar el rédito político que podían sacarle al mismo en relación a la otra fuerza. Finalmente, y aplicando un poco de sentido común y teoría de juegos, han decidido juntarse y unificar fuerzas en unas elecciones oportunamente fechadas, planteadas como un plebiscito. El temor a que ambas fuerzas diseñen un proceso constituyente a medida y las nefastas consecuencias que esto tendría para la ciudadanía está más que justificado. El papel que podrían tener la ANC, Òmnium y los independientes que van en la lista impidiendo que esto sucediera es más que dudoso si se tiene en cuenta hasta qué punto han renunciado a la transparencia al no revelar todas las características del pacto de constitución de Junts pel Sí, algunas de las cuales podrían tener serias repercusiones en la voluntad del electorado. De todos modos, lo más probable es que se produjeran discrepancias en el seno de JxSí a la hora de votar este asunto y que cada una de sus corrientes internas se posicionara distintamente. En contraposición, con la CUP no existe ambigüedad: esta ha actuado todos estos años de manera asamblearia y abierta (la prensa se enteraba en exclusiva del estado de las negociaciones del 9-N simplemente asistiendo a sus asambleas abiertas) y ha demostrado integridad y coherencia en sus postulados, que pueden gustar más o pueden gustar menos. No ha habido una pretensión partidista de modular el proceso egoístamente por su parte, y es por eso mismo por lo que podemos deducir que si llegara el momento de plantear la institucionalización del proceso constituyente de la nueva república ellos serían la mejor garantía de que fuera verdaderamente democrático y participativo. Respecto al resto de fuerzas del parlamento, que también tendrían voz y voto en este sentido, CSQP es de esperar que adoptase una postura cercana a la de la CUP mientras que el resto de fuerzas políticas unionistas o bien se abstuvieran para deslegitimar el proceso o bien abogaran por garantizar que este amenazara sus privilegios oligárquicos tan poco como fuera posible, aunando fuerzas con algunos sectores de JxSí. 

CONST

Habiendo analizado estas cuatro lecturas posibles de los resultados electorales del próximo 27 de septiembre voy a opinar justificadamente cuales son los resultados que desearía ver desde mi postura estrictamente democratista y cuáles son los que preveo.

En una lectura en clave reformista, preveo y deseo que los resultados sean muy malos. De este modo constatarán al fin las fuerzas progresistas pro-constitucionales la desconfianza merecida que despiertan en la población los mecanismos de reforma sustancial que presentan las actuales instituciones.

En una lectura en clave rupturista, preveo y deseo que los resultados sean inequívocamente positivos. Los catalanes plasmarán al fin en las urnas su hartazgo de vivir en un sistema que no es capaz de encauzar sus demandas democráticas (no sólo en las cuestiones identitárias y de encaje territorial, sino en general).

En una lectura en clave independentista, preveo y deseo también un resultado positivo con una mayoría absoluta escrutada, pues considero más atractiva la incerteza que presenta la creación de una nueva institucionalidad que podría llegar a ser verdaderamente democrática que la certeza que presenta seguir en una que no lo es ni parece que pueda llegar a serlo a corto plazo.

Finalmente, en una lectura en clave constituyente preveo pero no deseo un mal resultado. Me temo que no se ha hecho suficiente hincapié en la importancia que tiene el diseño del futuro proceso constituyente y los catalanes vamos a tener que solventar este potencial problema aplicando presión al parlamento desde las calles, pues a estas alturas va a ser complicado articular un discurso que lo pueda hacer desde las urnas el próximo domingo.

En otro artículo de opinión que tengo previsto escribir próximamente propondré cómo podría ser aplicada esta presión y qué características concretas deberían materializarse en un proceso constituyente que pretendiera entregar el poder decisorio enteramente al pueblo.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

¿Por qué las amenazas contra Catalunya no son creíbles?

Está siendo lamentable ver al Gobierno histérico, moviendo desesperadamente toda su maquinaria diplomática y presionando a propios y extraños para que hagan declaraciones que adviertan a los catalanes de los terribles males y peligros que les acechan si deciden separarse de España. Se pretende presentar la secesión como una catástrofe económica que caerá sobre sus ciudadanos sí votan la independencia. Pero si analizamos la situación detenidamente y aplicamos la pura lógica, vemos que sus argumentos son pueriles y fáciles de rebatir. Como no convencen, no se cansan de repetirlos a ver si van calando. Pero la saturación de amenazas, a cual más absurda, ha acabado por hacer que sean tomadas a broma porque lo cierto es que, como ahora veremos, ni son serias, ni son creíbles.

AmenacesUE

1.- Después de una declaración de independencia Catalunya quedaría fuera de la Unión Europea (UE)

 No, porque una cosa es la declaración y otra la independencia real. Para ser independiente te tienen que reconocer; en primer lugar, España, pero también los países de la Unión. Lo que no tiene ningún sentido es plantear que la UE pueda expulsar una comunidad autónoma autoproclamada estado, pero que aún no haya sido reconocida como tal. Sin reconocimiento, esa declaración es papel mojado a efectos internacionales. Formalmente Catalunya seguiría formando parte de España y por tanto seguiría dentro de la UE, y sus habitantes continuarían teniendo DNI español y, por extensión, ciudadanía comunitaria, por muy independiente que digas ser. Dicho esto, lo más probable es que al final del proceso constituyente catalán se de una negociación con o sin declaración de independencia previa, que culmine en un reparto de activos y pasivos y en la que se dirima la cuestión de la permanencia en la UE.

2.- ¿Entonces cuándo corre riesgo la permanencia en la UE?

Pues en la negociación de la independencia y en la fase de reconocimiento como Estado independiente. Es decir, que dependerá de las condiciones que impongan para reconocer el nuevo Estado. Ahí pueden decir que si lo reconocen quedará fuera de la UE. ¿Puede ocurrir? Sí, pero no es una amenaza seria ni creíble si tenemos en cuenta los factores que explicaremos en los puntos siguientes.

3.- Si queda fuera de la UE, aunque sea transitoriamente, también se quedará fuera de todos los tratados europeos

No necesariamente. Europa tiene muchos planos de integración, se podría estar fuera de la UE pero mediante acuerdos puente mantenerse dentro de Shenguen, del Espacio Económico Europeo (EEE) o también seguir manteniendo el Euro como moneda. Islandia, Noruega, Liechtenstein, Suiza o Andorra, por ejemplo, tienen estatus propios altamente integrados pero ninguno de esos países pertenece a la UE. Lo cierto es que mientras estés dentro del EEE la competitividad de las empresas no se ve muy mermada. Siendo que estas mismas presionarían a Bruselas para que se encontrase una solución satisfactoria. Es verdad que el resultado final, la naturaleza y la duración del proceso, son inciertos porque todo depende de decisiones políticas, de la voluntad de lucha y la relación de fuerzas. Pero si esas incertidumbres hacen que un pueblo se acobarde es que ese pueblo no merece la libertad que reclama. La UE responderá tratando el caso de forma individualizada y pragmática. Así que, aunque no podemos pronosticar el resultado de la negociación, lo que sí podemos hacer es guiarnos por el sentido común que, suponemos, es lo que al final se impondrá.

4.- Entonces ¿por qué muchos altos mandatarios europeos dicen eso de que un nuevo estado quedaría fuera?

Lo dicen para ayudar al gobierno español y porque este se lo pide. No son muy precisos y sus palabras solo sirven para fabricar en España titulares prefabricados, grandilocuentes y catastrofistas por parte de la prensa del régimen. Hablan por sí mismos y no en nombre de ninguna institución aunque usan el criterio de autoridad que les da su cargo. En el fondo saben que lo que dicen no es cierto, o que cuanto menos es muy matizable; pero como ya tienen suficientes problemas en Europa pues harán lo posible por ahorrarse este. Si aún con todo no puden evitar el problema no tendrán más remedio que abordarlo con pragmatismo y buscarán un nuevo encaje, lógicamente.

AmenacesUE2

5.- Pero es que si hay independencia España hará boicots, pondrá aranceles y nos vetará de los tratados

Todas las amenazas de boicot, aranceles y bloqueos tienen poca credibilidad porque supondrían también un grave perjuicio para España y para la UE por extensión. Es posible que exista un periodo de transitoriedad en el que Catalunya no esté oficialmente representada en las instituciones europeas, pero eso no tiene por qué impedir que sigamos dentro de los tratados más importantes por una mera cuestión práctica. La secesión podría negociarse perfectamente como la división de un estado en dos partes sucesoras de éste por lo que ambas pertenecerían a la UE de facto. Y ciertamente todas las partes tendrían fuertes incentivos para que así sucediera. Para empezar, la deuda, que actualmente es del 100% respecto al PIB español. Si desde España se optase por iniciar una guerra comercial y un bloqueo a Catalunya, que representa el 20% del PIB español, en vez de optar por una salida negociada entonces la deuda Española pasaría de golpe a pesar el 125% lo que provocaría una subida inmediata de la prima de riesgo española. Por el contrario, Catalunya partiría libre de deudas. En ese contexto, las consecuencias serían mucho más terribles para lo que quede de España pues quedarán al borde del impago teniendo que hacer muchos más recortes y subir más sus impuestos, el riesgo de quiebra sería total y Europa tendría un lío varias veces mayor que el de Grecia. ¿De verdad les interesa eso? Obviamente no. Del mismo modo, si decidiesen cerrar fronteras y poner aranceles, España se perjudicaría a sí misma puesto que el grueso de las mercancías que exporta e importa de Europa pasan por el corredor Mediterráneo. La opción de desviar ese circuito resultaría en la práctica inviable debido a sus enormes costes. Por no hablar de todas las empresas españolas que tienen importantes intereses económicos en Catalunya. Como vemos, el nivel tan elevado de interdependencias económicas hace que en la práctica no se pueda lesionar a un vecino sin lesionarse a sí mismo.

6.- Si Catalunya está transitoriamente fuera de la UE ¿acaso no dejaría de recibir las subvenciones agrícolas de los fondos europeos?

Efectivamente, eso podría ocurrir, pero eso no es ningún problema en realidad. Cada año Catalunya recibe cantidades que rondan los 1.500 millones de euros, pero ese dinero podría ser suministrado temporalmente por la Generalitat que dispondría, no lo olvidemos, de un extra de 16.000 millones procedentes de la eliminación del déficit fiscal con el estado español. Unos 10.000 si se asumiera una parte de la deuda española según población. Y eso sin contar con los beneficios que se obtendrían a medio plazo debidos al efecto sede que actuaría a favor de Barcelona. Hay que tener en cuenta que, con sus cifras económicas, Catalunya en la UE sería aportadora neta, lo que significa que tendrá dinero de sobra disponible (del orden de diez veces más) para pagar esas ayudas, y más, durante el tiempo que haga falta.

7.- ¿Saldría del Euro?

En primer lugar, para salir totalmente de la eurozona hay que emitir una moneda propia. Mientras eso no se haga, los Euros seguirán circulando, no se van a volatilizar. Salir del Euro es una decisión soberana que debería ser estudiada y meditada. Pero podría dejarse para más adelante, si las negociaciones van bien. También es cierto que lo más probable es que una de las condiciones que se impongan a Catalunya sobre la mesa para ser debidamente reconocida como miembro sea, justamente, la permanencia en el Euro. En cualquier caso, hay países dentro y fuera de la UE que no tienen el Euro y son primeras economías: Suecia, Dinamarca, Noruega, Suiza o Gran Bretaña por ejemplo. A su vez, Andorra, que no es miembro de la UE sí que usa el Euro aunque ese estatus presenta el problema de que Catalunya no recibiría asistencia del BCE, por lo que significaría ceder soberanía monetaria a cambio de nada. Lo normal es que esa sea una situación transitoria breve hasta definirse cuál será el encaje Catalán dentro de Europa.

 

8.- Dicen que podría haber corralito como en Grecia y la gente no podría disponer de su dinero. O que las pensiones no podrán pagarse.

Es posible que durante un tiempo los bancos no recibieran liquidez del BCE. Esa situación obligaría a Catalunya a efectuar un corralito. Ahora bien, el corralito en Grecia apenas lo notó la gente: no hubo colas en los cajeros porque, recordemos, se podían sacar hasta 50€ al día por persona y no se vieron afectados los pagos con tarjeta o por internet. Un corralito así, en la práctica solo afectaría a la gente adinerada, que durante esos días vería limitada su disponibilidad de metálico y a los negocios que dependan de una considerable disponibilidad de efectivo sin alternativa de pago electrónico (muy pocas). Lo cierto es que el impacto en Catalunya de un corralito como el griego sería aún menor porque el pago electrónico está mucho más extendido aquí que en Grecia. Evidentemente, si la situación se alargase, Catalunya se vería forzada a emitir su propia moneda. Como suponemos que no entra dentro de los planes de la UE echar del Euro a una economía con 7 millones de contribuyentes y un PIB mayor que Portugal, es de suponer que mantendrán la liquidez de los bancos mientras duren las negociaciones. Respecto a las pensiones, ningún problema tampoco: mientras no se haya realizado la desconexión, sigue siendo el Estado Español quien tiene la obligación de atender los pagos a los pensionistas. Cuando se materialice la independencia, los trabajadores catalanes pasarán a cotizar en el nuevo Estado Catalán y éste dispondrá de ingresos de sobra para poder pagarlas. Más si tenemos en cuenta que en Catalunya hay menos paro y los ingresos son más altos que en el promedio español.

9.- Los bancos han dicho que se irán de Catalunya si ésta se independiza

Esta amenaza no es en absoluto creíble y solo busca asustar porque lo cierto es que, si uno lo piensa detenidamente, ni siquiera amenaza nada. La explicación es sencilla: los bancos están ganando mucho dinero en Catalunya, así que, si se van, será a la fuerza, nunca voluntariamente. Lo que tiene poco sentido es que se vayan, renuncien a sus beneficios y le dejen el negocio a otros bancos o, mejor aún, que le dejen al Estado copar todo el sector bancario con una banca pública al servicio de la gente y sin ofrecer resistencia. En realidad eso sería un regalo, porque los beneficios de la banca en Catalunya serían íntegros para el Estado. Demasiado bueno para ser cierto, ¿verdad?

10.- ¿Y si a pesar de todo se decidiese estar fuera de la UE y del Euro? La alternativa AELC (EFTA)

Ahora supongamos que no se le deja otra opción a Catalunya que quedarse fuera o bien que la propia población prefiere estar fuera.

Catalunya es una economía potente que tiene ella sola un PIB superior al de Portugal o Grecia. Está situada además en una posición estratégica por la que transita un elevado flujo de mercancías y posee dos de puertos importantes, el de Barcelona y el de Tarragona. Tiene, además, un atractivo turístico innegable y único y una capacidad industrial y tecnológica fuera de toda duda. Fuera de la UE, Catalunya no estaría sola porque lo primero que haría sería entrar en la Asociación Europea de Libre Comercio o EFTA por sus siglas en inglés. Allí compartiría plaza con otros países como Suiza, Noruega, Liechtenstein e Islandia. Esto daría a Catalunya entrada directa al Espacio Económico Europeo y a la zona Shenguen, por lo que sus empresas serían tan competitivas como lo es la propia Nestle con sede en Suiza.

Para leer más en este blog sobre la cuestión ver el artículo de Joan Albert donde ofrece una lectura personal sobre qué nos deparan los resultados del 27S

Publicado en Política Comunitaria, Política y sociedad | 8 comentarios

Democracia directa o humillación perpetua

captura-de-pantalla-2015-02-23-a-las-17-44-54-1

Sobre la bajada de pantalones de Alexis Tsipras:

1. La pregunta del referéndum debería haber sido, “aceptamos los recortes que nos pida el Eurogrupo o salimos del Euro”. Dos opciones claras, las únicas posibles tras meses de infructuosas negociaciones que no habían servido de nada. ¿Porqué no se hizo? Probablemente porque ni la gente quería más recortes ni la gente quería salir del Euro pero a veces el rumbo de los acontecimientos obliga. O una cosa o la otra, todo no se puede. Maldita realpolitik. Y una decisión de esas características debería avalarla el pueblo, con todas sus consecuencias.

2. El referéndum no era vinculante sino consultivo. El carácter vinculante, o no, de los referéndums está establecido en la carta magna de cada país. En Suiza, por ejemplo, no habría pasado así. En un país con democracia directa el pueblo puede convocar los referéndums que quiera y estos son por supuesto vinculantes. Es decir que el ejecutivo está obligado a obedecer su resultado.

3. Habría que haber puesto en marcha el plan de Varufakis. Poner en circulación una moneda complementaria referenciada al euro para seguir dando liquidez a la economía interna, mantener el chiquen game hasta las últimas consecuencias. Tal vez, ese periodo de pruebas hubiese convencido, o no, a los griegos sobre cual opción era mejor si volver o no volver al dracma.

Con todos estos ingredientes sobre la mesa, quedaba todo listo para el previsible ataque de pánico y toque de retirada final de quien hasta el momento había encarnado el primer desafío real al dogma político neoliberal instalado en Europa desde los años 80.

Tsipras-VaroufakisSobre lo que puede que pase a partir de ahora:

1. Tsipras puede que adelante las elecciones a otoño y puede que incluso las gane por mayoría absoluta. En Grecia es fácil gracias a la prima de 50 escaños al ganador. Defecto democrático que aunque criticó en la oposición os garantizo que no cambiará ahora que le beneficia. Puede que muchos de sus nuevos votos que esta vez recoja provengan incluso de Nueva Democracia, el PP griego que está satisfecho en cómo ha reculado finalmente el primer ministro griego.

2. Puede que a la hora de confeccionar dichas listas haga una purga de todos los “críticos” de Syriza. Es decir aquellos que ahora voten NO a las propuestas que vienen de europa. Que le sirva para crear un grupo más homogéneo y gobernar como un buen estadista europeo. Como un Felipe González más. Sin oposición ni interna ni externa. El pueblo seguirá jodido y Syriza seguirá llamándose Syriza pero ya ni será Izquierda, ni será Radical, al igual que el PSOE ni es ni Socialista, ni es Obrero. Será un partido domesticado.

3. Esto marca una advertencia de lo que puede pasar mientras los sistemas políticos sean exclusivamente representativos. Que deciden los diputados, en quienes delegamos el poder y, más en concreto, quienes hacen las listas y deciden quien puede ser elegido y quien no. Y son estos individuos, todo poderosos y líderes absolutos en sus respectivos y poco o nada democráticos partidos, los que acaban siendo objeto de las más salvajes presiones por parte del poder real que no se encuentra en los parlamentos sino fuera de ellos y quienes finalmente, ocurra lo que ocurra, terminan por ceder y asumir lo inasumible. No queda más remedio que hacer que el sistema político esté por encima de las personas individuales, que prime pues la decisión colectiva a la individual. Es la única opción para hacer frente de forma efectiva a ese “poder real”.

4. Por todo lo dicho anteriormente, no veo más solución que avanzar hacia una democracia directa, le pese a quien le pese, si lo que se quiere es librarse del yugo Alemán y de cualquier esclavitud futura debe ser así. Esto lo sabían bien los griegos, no los de ahora, sino los de hace 2.500 años quienes se libraron de la esclavitud por deudas avanzando hacia eso, hacia una democracia radical y extrema. No había otra, ¿cómo sino acabar con el poder cuasi absoluto de los acreedores? Actualmente estamos sometidos porque nuestros parlamentos se dejan someter y da igual a quien votemos seguirá ocurriendo mientras sean representantes quienes ostenten el poder. Si los pueblos de España, Portugal, Francia, Italia y Grecia tuvieran voz y voto otro gallo cantaría. La UE no aguantaba ni un día con el diseño actual.

—- Puede que pase todo esto y que aquí en España se confíe en que nuevas fuerzas puedan plantar cara a la bestia. Puede ser que sigamos soñando en quimeras o puede ser que cojamos el toro por los cuernos y reclamemos el poder para el pueblo, que es lo que significa en rigor etimológico la palabra democracia. Que digamos no, esta será la última legislatura representativa. Ahora reformemos la constitución e implantemos un sistema de democracia directa, con sus iniciativas ciudadanas, sus referéndums vinculantes, sus tribunales y senados por sorteo, sus deliberaciones públicas, sus presidentes rotativos, sus ejecutivas colegiadas y revocables y sus presupuestos participativos. Para mí, la elección ha sido siempre esa, democracia o sumisión. Pueblo libre o pueblo esclavo.

Publicado en Sin categoría | 13 comentarios

Soluciones ante el eterno problema de los pactos postelectorales

Es de sobras conocido el problema que supone para los partidos investir a un gobierno cuando el ganador de las elecciones ha quedado en minoría. El origen del problema está en la confusión entre ejecutivo y legislativo. Todos los partidos hacen un cálculo de coste/beneficio electoral conscientes de que aquel que sea presidente puede que se vea beneficiado para las próximas elecciones debido a que el encarnará los éxitos y fracasos del nuevo gobierno. Y da igual que el segundo partido en el gobierno sea el artífice de muchas de las medidas más electoralistas. Es muy fácil que el presidente, logrando una mayor exposición pública, sea capaz de encarnar lo bueno y cargar las culpas de lo malo sobre sus socios de gobierno. Transmitiendo la falsa idea de que si tuviese las manos menos atadas podría gobernar mejor.

pactos-politicos-resultados-elecciones

La hora de los pactos llega y asistimos a penosos ejercicios de regateo y negociación mostrándonos lo peor de la política. La pelea de gallos. Los medios hacen además poca o nula didáctica sobre cómo funciona un sistema parlamentario representativo sumándose a la calculada confusión. El cáncer de los liderazgos personales hace que los partidos encarnen todas sus virtudes en torno a una sola persona, el cabeza de lista. Esto es debido a que muchas veces el tirón electoral viene dado más por el candidato, con quien se empatiza más, que por las siglas del partido. Con ello, indirectamente se transmite la idea de que se está votando a una persona cuando en realidad se vota a un paquete ideológico para que sea defendido por un grupo de personas, los miembros de la lista electoral.

Observamos que el grueso de los problemas sucede en la investidura del presidente. Y cuando la aritmética parlamentaria hace que se necesiten tres o más socios para que ello ocurra y estos encima están bastante igualados en votos el drama está servido porque a nadie le parece justo el trato y es normal. El más votado dice que debe serlo él por ser el más votado, pero los otros pueden juntar entre los dos más votos por lo que también pueden reclamar, en justicia, que ellos también deben tener la misma visibilidad que el presidente. Estos pactos siempre terminan por ser un juego de equilibrios en el que se dan vicepresidencias con amplios poderes tratando de reflejar la realidad de que el gobierno es a múltiples bandas y tratando de evitar que el Presidente de uno de los tres partidos se atribuya todos los méritos (los suyos y los ajenos) ni que tenga más poder que los demás.

  1. La solución mayoritaria: Frecuentemente se dice que los gobiernos en minoría son más inestables, menos gobernables por lo que la solución que se nos suele presentar es la de facilitar las mayorías absolutas. Sin embargo las mayorías absolutas favorecen las tiranías, la corrupción y los gobiernos despóticos. Este modelo tiene una consecuencia clara en los sistemas de gobierno representativo y es que suele someter el legislativo (encarnado en el Parlamento) al ejecutivo (encarnada en el gobierno). No hace falta que digamos porque esta es la solución preferida por la oligarquía. La solución mayoritaria se suele presentar en dos variantes. Prima al más votado o sistemas a doble vuelta. Ambas soluciones son malas siendo la primera la peor de todas. El problema es que dichas soluciones rompen con la igualdad y la libertad de voto al potenciar el voto útil y el voto perdido por lo que no pueden considerarse soluciones realmente democráticas. Un sistema así nos encadenaría, como ya ocurre en países como el Reino Unido, Francia o EEUU, a sufrir a perpetuidad los defectos bien documentados de las mayorías absolutas. Hay que decir que ya el sistema Español contiene distorsiones diseñadas para facilitar la obtención de mayorías absolutas pero son más sutiles, no tan descarados y, por tanto, menos efectivos. En ese sentido, el nuestro, es un sistema que tiene bastante margen de mejora sí, pero también mucho margen para empeorar, así que mucho cuidado con las soluciones aparentemente lógicas que nos sirven en bandeja los medios de masas. Y es que bajo muchas aparentes reformas se esconde un último intento de blindar el sistema anticipándose a posibles reformas auténticamente democratizantes.
  1. Dos elecciones para dos poderes: La segunda opción es elegir al presidente del ejecutivo directamente. La idea es votar por una parte al partido y por la otra al presidente. La elección al legislativo se realizaría como viene siendo habitual, mediante un sistema proporcional por listas mientras que la elección al jefe del ejecutivo se realizaría mediante un sistema preferencial de doble vuelta automática por voto transferible. De esta manera tras las elecciones no solo se sabría la proporción de escaños de cada partido sino también quien presidiría la comunidad. Debido a que el sistema es preferencial por voto transferible es muy posible que en muchas ocasiones el presidente no fuera el más votado en primera opción, algo lógico porque estos sistemas tienden a premiar a los candidatos que generan más amplio consenso o menor rechazo entre los votantes. Aunque es una solución evidentemente más democrática que la solución mayoritaria sigue sin parecerme óptima porque se sigue dependiendo de tener un presidente, es decir una figura por encima del resto. Algo que debería ser rechazado desde el democratismo siempre que pudiésemos optar por soluciones más igualitarias. Y las hay.
  1. La solución colegiada: En esta solución el cargo de presidente es puramente protocolario sin apenas poder adicional y es rotativo por períodos breves de un solo año. Esta solución sigue, por tanto, el principio primus inter pares (primero entre iguales). El principal referente actual de esta solución es Suiza que aunque es más conocida por sus mecanismos de democracia directa también posee un sistema ejecutivo mucho menos conocido y que merece la pena comentar. La primera diferencia es que el parlamento no nombra a un presidente sino a un consejo de ministros. En este sentido los ministros son nombrados a propuesta de los diferentes partidos por el parlamento y no a propuesta del Presidente investido. Suiza  aquí hace uso de la conocida como fórmula mágica en la que sus siete ministros son nombrados en proporción a la relación de fuerza de los distintos partidos. Es decir que todos los principales partidos tienen algún ministro independientemente de que luego se ejecuten las políticas de su partido o no. Se intenta conseguir, por tanto, una ejecutiva principalmente enfocada a la gestión consensual. Se garantiza, además, que el ejecutivo queda principalmente sometido al legislativo, justo lo contrario que en las soluciones más mayoritarias o presidenciales. Respecto al presidente éste rota y cambia cada año y se elige de entre los ministros usualmente siguiendo el criterio de antigüedad. De esta manera los suizos logran que en una misma legislatura haya cuatro presidentes lingüística, territorial e ideológicamente distintos. Hay que decir que un Presidente Suizo ante todo es un ministro al que se le suma una carga protocolaria por el breve periodo de un solo año. Su único poder adicional es el de poseer voto de calidad para deshacer empates, por lo demás toma las decisiones en conjunto con el resto de ministros, de igual a igual. Otro aspecto importante y diferencial con respecto a nuestros sistemas de gobierno es que el ejecutivo colegiado no puede disolver el parlamento, esto es adelantar las elecciones y, a su vez, el Parlamento tampoco puede destituir a los ministros. Quedan, ambos poderes, blindados el uno del otro para ampliar su independencia. Esta es, a mi juicio, la opción más avanzada y potente para terminar de una vez por todas con los problemas a la hora de formar gobiernos de coalición. Una ejecutiva colegiada siempre requiere pactos, en ella nadie está por encima de nadie y por último está más protegida frente a la corrupción ya que en ella hay representantes de casi todas las fuerzas políticas. Es, por tanto, más respetuosa con las minorías y fomenta un círculo virtuoso en el que las fricciones y la política pugilística tienen que dejarse de lado y los políticos se ven obligados a entenderse llegando a acuerdos y consenso según la fuerza relativa que les han dado sus votos. ¿Qué más se puede pedir?

Sistema Colegiado

Notas finales

La Antigua Atenas democrática también desarrolló con éxito mecanismos colegiados aún más extremos que los suizos con sus estrategos electos y su arconte rey rotativo y sorteado con frecuencia. Rendían cuentas todos ellos de forma permanente a la Asamblea (Ekklesia) y al Consejo de los 500 (Boulé) también sorteado.

Recientemente, en Vistalegre, la opción Sumando Podemos en la cual convergimos con nuestro borrador Profundización Democrática presentó un diseño de gobierno colegiado en el que no había un solo Secretario General.

Una idea que suele agitarse como solución a todos los males es la revocación pero esta no es la panacea pues es solo eficaz cuando la responsabilidad es individual pero de poco sirve cuando esta es colectiva. Y los problemas de corrupción sistémica que padecemos son de índole colectiva más que individual. Por otra parte, un sistema de revocación mal diseñado podría ser utilizado por las mayorías para expulsar a las minorías. Sería un resultado indeseado que los suizos arreglan fijando las proporciones de los ministros de cada grupo es decir que, si se va uno del partido democristiano debe ser substituido por otro ministro del mismo partido.

Para evitar la corrupción lo que hace falta es una mayor fiscalización que se produce gracias a la mayor independencia de poderes y a la menor concentración de poder. Todo ello  se da más y mejor en los sistemas colegiados por lo que su implantación en nuestro país no podría sino redundar sino en una mayor democracia y en el fin de las fricciones que se producen en las negociaciones de investidura de los presidentes.

Publicado en Democracia | 2 comentarios

Liberemos el Poder Constituyente

Varias ciudades importantes han caído. Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, Cádiz, Santiago de Compostela, y otras tantas que me dejo. En todas ellas deben levantarse las alfombras, deben reincorporarse todos los funcionarios que fueron despedidos por la anterior administración por incómodos y deben ponerlos en puestos de responsabilidad. Destapar casos de corrupción debe pasar de ser algo castigado a ser algo premiado. Es hora de recuperar los honores que tan bien sirvieron a la sociedad democrática ateniense para potenciar el virtuosismo. Pero lo que es fundamental es que pueden y deben iniciarse innovaciones de profundización democrática. ¡Que empiece la competición por ver cual de las cinco se vuelve más democrática!

15m10

Y hay muchos motivos para que así suceda:

  1. Toca pasar de las palabras a los hechos. No te puedes pasar toda la legislatura diciendo que democracia no es votar cada 4 años y, a continuación apalancarte en las instituciones. Eso sería un craso error y no deberían caer en él.
  2. No hace falta hacer grandes revoluciones democráticas para mejorar lo existente. Es tan bajo y tan escaso el nivel de participación en nuestra sociedad que va a ser muy fácil hacerlo mejor. ¡Es sencillo!
  3. Los efectos serán rápidamente visibles. La participación ciudadana tiene la virtud de poner en valor el debate político, promueve la discusión racional y argumentada y es difícilmente contestable por la casta e incluso por otras opciones que se las dan de nuevas como Ciudadanos pero que solo proponen renovaciones en el plano representativo. ¿Quien puede oponerse a que la gente decida sin quedar mal? Para un ejemplo Catalunya.
  4. Porque necesitaremos legitimar nuestros pasos y la casta está ya moviendo su artillería para bombardear día sí día también a los nuevos gobiernos de unidad popular. Es pues importante que se implique a la gente en el proceso. Se puede argumentar contra un gobierno pero ¿quien puede argumentar contra la decisión de todo un pueblo?
  5. Pero aún hay más y es que una vez conquistado el plano participativo, una vez hecha nuestra el ágora pública, una vez convertidos los ciudadanos en sujetos políticos, una vez liberado el poder constituyente este tiende a perseverar. Es un genio encerrado en una botella. Una vez empiece a haber referéndums, una vez empiece a haber grupos de deliberación en funcionamiento, iniciativas populares, debates políticos de calado en televisión, una vez haya comisiones formadas por ciudadanos, una vez se articulen todos esos canales y muchos más, a ver quien es el majo que quita todo eso. Hay que conquistar el espacio político no solo para la gente sino que debe hacerse que sea conquistado por la misma gente porque esa es la mejor garantía de que los errores sean rápidamente corregidos y de que los aciertos perduren en el tiempo. Sin miedo. Y digo sin miedo porque cuando se habla de referéndums y de decisión ciudadana en seguida surgen miedos que no esconden sino inseguridad. Como el de que la gente votara en contra del matrimonio homosexual en la ultracatólica Irlanda y sin embargo lo aprobaron. ¿De qué tenemos miedo? Supongo que de que es un proceso que no tiene vuelta atrás. De que la democracia no tiene límites, porque nadie la puede controlar, porque es poderosa y tumultuosa. Ni el más influyente de los hombres podría evitar ser desterrado de la polis si el demos así lo considerara oportuno. Pero ahí subyace precisamente su fuerza. Si queremos escapar del control de los omnipotentes poderes fácticos necesitamos un cañón más grande. Y no hay arma más poderosa que liberar de sus cadenas al poder constituyente con todas sus consecuencias. No hay problema social que la democracia total no pueda abordar, no hay caso de corrupción que desde la radicalidad democrática no se pueda atajar.
  6. Por último el más importante y es que nos encontramos salvando las distancias como en el 1931. Han caído importantes capitales, el régimen se halla deslegitimado, la constitución agotada. Es este un punto crucial en el que el país puede venirse abajo y caer en décadas de ignorancia, apatía y sumisión o puede levantarse y venirse arriba. Y para entrar en un círculo virtuoso necesitamos desarrollar algo nuevo que sea ejemplo mundial y orgullo para todos. Que sea enseñado a todos los niños, que sea formada una nueva generación de ciudadanos implicados y corresponsables con la cosa pública. España se encuentra ahora mismo en una intersección de posibilidades, se ha desarrollado un caldo de cultivo prolífico que desde el 15M ha generado el mejor vivero de ideas democráticas nunca visto al mismo tiempo que las tensiones sociales y territoriales se agudizan. Es una situación sin solución aparente. Y sin embargo hay una salida razonable.

Estamos en la era de Internet y eso le da a este acto de fe que propongo una dimensión aún más genial y aterradora según desde el lado del que se mire. Y es que ahora las revoluciones se propagan a la velocidad de la luz. Así, una vez ciudades de las dimensiones de Madrid o Barcelona empezasen a caer en manos del populacho, del poder de la multitud, nada impediría que todo un país de las dimensiones de España lo hiciese a continuación, una vez superados los problemas de escala ya nada impediría que otros países vecinos le siguieran y que luego la Unión Europea en pleno terminase por usar el modelo político Suizo como manera de integrar sus naciones (cantones), ya por entonces democráticas, en un nuevo orden político. Sabemos que hasta el último minuto seguirán diciendo que es imposible, que no seremos capaces, que será un desgobierno, que decidir es cosa de expertos, invocarán el caos, incluso en nuestras propias filas quienes estén ya en posiciones de poder dirán que cuidado, que ellos sí saben mejor que nadie por dónde guiar nuestros pasos.

No. Liberando el poder constituyente no solo actuamos localmente. Liberamos una idea de un poder tal que podría impactar en el mundo con un alcance aún desconocido. No se si por ello soltarán alguna suerte de Cien mil hijos de San Luís contra nosotros con la sola intención de restaurar el Antiguo Régimen. Lo que sí se es que lo hagan o no el genio ya habrá salido de la botella.

Por todo ello proclamo que LIBEREMOS EL PODER CONSTITUYENTE.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Píldoras post-electorales

1. Las candidaturas de unidad que han mantenido el vínculo con sus bases, sin despreciarlas y sí animándolas a participar y a hacer suya la candidatura, sin prepotencia ni arrogancia, han cosechado los mejores resultados. Es un hecho. Ahora Madrid: 32% / Barcelona en Comú: 25% / Zaragoza en Común: 25%

2. Podemos por sí solo parece tener un techo en la zona del 20% que es lo que ha obtenido en sus bastiones (Madrid, Aragón y Asturias) y un suelo en la zona del 10% que es lo que ha sacado más o menos en el resto de lugares salvando las islas Baleares y Canarias en donde ha logrado acercarse al 15%. Extrapolando a unas generales Podemos rondaría 15% estatal. Teniendo en cuenta que IU quedaría prácticamente fuera del hemiciclo la cosa no acaba de compensar.

4. El bipartidismo se tambalea pero aguanta en un primer dique de contención en el entorno del 50% de los votos. Suelo que fue levemente perforado ya en las europeas. Queda claro que aun hay una pesada inercia de todo un bloque de población del ámbito rural en su mayoría o de avanzada edad, al que no llegan los aires de cambio. Al igual que en el 31 el cambio empieza en las ciudades y eso es lógico pero debe empezar a filtrar hacia mayores edades y hacia territorios más periféricos. En las generales deberíamos conseguir bajarlos a la zona del 40% por lo menos pero ello implicará llegar más y mejor a esas regiones rurales que se siguen resistiendo al cambio más por desconocimiento que otra cosa. Estamos ante un momento de una trascendencia crucial y debe aprovecharse para reforzar el mensaje constituyente desde el municipalismo. Es la oportunidad de empezar a interpelar de tú al tú al pueblo, como sujeto político y como auténtico poder constituyente.

bipartidismo

5. Los lugares en los que IU ha ido por separado ha desaparecido o casi desaparecido. En las comunidades madrileña y valenciana aún sacando más de un 4% de los votos debido a las barreras electorales del 5%. Es hora de reformar esas leyes electorales pero propongo hacerlo con la participación ciudadana pues nunca debieran ser los propios parlamentarios los que reformen sus leyes electorales sino el pueblo quien diga cómo y cuando quiere elegir a sus representantes. La ley electoral es pues un asunto demasiado importante para dejarlo en manos de los políticos y es la oportunidad para estrenar nuevas formas de participación y toma de decisiones.

6. Iglesias ha dicho hoy que cambio es acabar con la corrupción y más políticas sociales pero ni pío de potenciar la participación y la nueva política mientras que las candidaturas municipales que más lo petan con Colau y Carmena a la cabeza dicen que democracia no puede ser votar cada 4 años. Importante matiz. Podemos debe enterarse que cambio es darle el poder al pueblo, es decir construir una democracia de verdad, democracia real, muchos de sus votantes son los del “no nos representan” y eso va por ellos también. No queremos votar más con la nariz tapada y rezar para que “no nos fallen”. No queremos confiar y delegarlo todo así que que no se lo crean tanto porque son fácilmente substituibles y que armen candidaturas realmente de unidad, humildes y honestas que den el protagonismo al ciudadano. No es tiempo para salvapatrias, es la hora de la gente o como decía el Partido X, de la democracia, y punto.

Queda demostrado que se puede lograr construir una alternativa que sea primera fuerza y que ronde el 25%-30% pero debe hacerse desbordando los márgenes y límites impuestos por la dirigencia de Podemos. Ahora Madrid y Barcelona en Común marcan la línea a seguir, mayor peso de las asambleas, colegialidad, descentralidad, saber sumar desde la diferencia y preocuparse por la participación sin miedo a ser audaces en las propuestas sociales.


Resulta interesante ver que en el caso del ayuntamiento de Madrid el % de voto a Ahora Madrid ha sido más de 10 puntos superior al de Podemos. Es decir que muchos madrileños depositaron la papeleta de Carmena en la urna pero no la de Podemos. El mayor éxito de las candidaturas municipalistas como las de Carmena o Colau probablemente pueda explicarse en parte por las adecuadas personalidades escogidas para liderar sendos proyectos pero creo que también esconden un problema de marca. Da la impresión de que mientras que Podemos parece haber tocado techo y tener unos límites más estrechos las estrategias de desborde y unidad sí posibilitarían seguir creciendo.

Otro dato importante, en Aragón Podemos tenía su mejor cabeza de cartel para estas autonómicas, Echenique, y ha sacado ese 20% que cito más arriba como techo electoral de Podemos. Para ser justos, en Zaragoza ciudad, Podemos ha igualado en resultados a Zaragoza en Común lo que hace pensar que la corriente que quiera o no abanderó Echenique es la que mejor aceptación ha tenido entre sus votantes. Parece pues que las candidaturas que han apostado más claramente por el desborde participativo son las que han sabido generar más ilusión o por lo menos conservarla mejor, pienso, por haber mantenido un vínculo más fuerte con las bases constituyentes. Y es que estas al final son el músculo y los que tienen que dar la cara por ti en la campaña.

También cuenta, y mucho, el hecho de que las candidaturas municipalistas de concentración han sabido subsumir en su interior a los sectores de la izquierda tradicional, IU en Madrid, ICV en Barcelona por ejemplo. Así en realidad no han dividido sino que han sumado.

Al final por todo ese cúmulo de pequeños pero importantes detalles son candidaturas que han sido vistas como más honestas, más confiables que han sabido combinar la experiencia de los veteranos con la insolente rebeldía de los más jóvenes. El cabeza ayuda claro, pero desde una postura arrogante y soberbia encumbrada en una estructura partitocrática no creo que se hubiese tenido el mismo éxito que las candidaturas municipalistas peleadas a pie de calle, en contacto más directo con la plebe. Ahí están los datos obtenidos hasta la fecha de IU en solitario para recordarnos que ese no es el camino. El contacto cercano con la gente ha sido un activo intangible que ha dado ese plus. Para mí ese 5-10% más viene de haber sabido movilizar más y mejor. Y lo más importante, el desbordamiento no parece tener unos límites tan marcados uno tiene la impresión de que movimientos como los generados en las municipales tienen margen para más. Al final, el eje democratista resulta ser el más importante ya que una democracia sana y activa anula a la corrupción y hace más probables las políticas sociales para la población.

Otro aspecto importante para explicar hacia donde deberían moverse los partidos movimiento es el hecho de que ya en torno a Albert Rivera, de Ciudadanos, se mueve una renovación necesaria del sistema representativo pero sin ir más allá mientras que entorno a Podemos la renovación que se mueve es participativa. Es muy importante entender eso y que desde Podemos sean capaces de ver que ese debiera ser su hecho diferencial más que ninguna cosa porque nadie más está ofreciendo en el menú electoral una renovación no representativa sino radicalmente democrática que es al fin y al cabo lo que se demandaba en el 15M. Ese regresar a los orígenes y volver a las demandas más esenciales sin olvidarse de los asuntos del corto plazo pero teniendo claro hacia donde se va. Un proyecto de país en el que la política se haga de una forma distinta, implicando más a las personas en todos los procesos. Eso debiera estar muy claro en Podemos, lo está en las bases pero no parecen tenerlo tan claro sus dirigentes y eso es lo que al final puede limitar sus expectativas. Perder fuerza en los círculos ha sido un error que se debe subsanar ya que son ellos quienes mejor pueden llevar las nuevas ideas al mundo rural, mucho más refractario a estas.

Veremos si captan el mensaje.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

La nefasta gestión económica del Gobierno del PP: Una síntesis gráfica

Los datos de la gestión económica del PP muestran que prácticamente todo está peor que cuando comenzaron su legislatura en el último trimestre de 2011. Si bien es cierto que algunos indicadores han rebotado y mejorado desde mediados de 2013, el resultado de una revisión a los datos es realmente malo.

En el Gráfico 1 abajo podemos ver como el ratio de la deuda pública con respecto al PIB ha aumentó del 71% al 97.4%, lo que supone una tasa de crecimiento promedio del 9% anual para lograr una exigua tasa de crecimiento del 0.19% anual. Es decir, se ha emitido y se está emitiendo una cantidad muy elevada de deuda pública cada año, que va destinada única y exclusivamente a evitar que la economía española se hunda del todo. Como conjunto de españoles,  cada año pedimos un 10% adicional de lo que generamos para palmarlo casi totalmente, lo que es totalmente insostenible como mostraba hace tiempo aquí.

                                              Gráfico 1: Deuda Pública y Crecimiento. 

Deuda_PIBFuente: BDD REMS

Conviene recordar que la deuda en sí no es mala y que, en última instancia, todo depende de para qué te endeudas y que obtienes luego de ello. Las preguntas clave en este sentido son ¿Podría haberse usado ese dinero de otra forma tal que hoy estuviésemos en otra situación y tuviésemos otras perspectivas? La respuesta es que sí. Podríamos tener otra situación y podríamos tener otras perspectivas. Podríamos tener otra situación HOY, si ese incremento del endeudamiento público no fuese en buena medida (entre el 10-13% del PIB según la fuente [1] [2]) el subproducto de una socialización de pérdidas de conglomerado formado por constructoras y cajas/bancos.

En lugar de optar por esta opción de política económica, se podría haber dejado que el mecanismo de mercado llevase a cabo una limpieza de las entidades ineficientes. Conviene recordar que había dinero de sobra para que los accionistas (que para algo asumen un cierto nivel de beneficio y riesgo) asumieran las pérdidas, tal y como muestra la tabla a continuación. En concreto, en 2012 había tanto dinero de inversores privados que cuando se pidió el rescate bancario había hasta 700 mil millones de euros en todo el sistema bancario español para absorber pérdidas sin que los depositantes se viesen afectados.  Todo ello se ha producido para evitar que el precio de los inmuebles convergiese a su valor real y que los bancos ganasen tiempo manteniendo unos balances falseados.

Rescate_PufoFuente: Independent Advisor

Alternativamente, se podían haber articulado políticas sociales a fin de proteger a los agentes económicos más débiles. Como puede observarse abajo, el endeudamiento dirigido a salvar a las oligarquías no ha servido para que el “trickle down” (o “filtrado hacia abajo”) de riqueza funcionara, provocando un aumento de hogares en situación de pobreza y un repunte de la desigualdad. Mientras en 2008 la tasa de pobreza en España era del 26.1% en 2013 ésta era del 28.4%.  Del mismo modo, la forma de gestionar la crisis con el PP 2011-2014 no ha sido diferente a la del PSOE 2008-2011 en la cuestión distributiva, pues ha provocado que las brechas entre ricos y pobres se incrementase, tal y como muestra el índice de Gini, que ha pasado del 34 al 34.7 de 2011 a 2013, los años para los cuales existen datos.

                            Gráfico 2: Auge en el índice de desigualdad y la tasa de pobreza

Gini_PovertyFuente: IVIE

Por otro lado, todo ese endeudamiento tampoco ha evitado que el mercado de trabajo siga hecho unos zorros. La tasa de paro ha aumentado del 21.6% al 23.7% a pesar de que el país ha expulsado población por tierra, mar y aire. Esto último es importante para valorar lo que ha sucedido en el mercado de trabajo, puesto que la tasa de paro es un ratio que tiene en cuenta el total de desempleados y la población activa, es decir, la que busca “activamente” empleo. En total, el dato es de un aumento de 150 mil parados a pesar de que la población activa se ha reducido en aproximadamente 600 mil personas. Todo ello ha suavizado el récord histórico de paro de 6.1 millones de personas alcanzado en el primer trimestre de 2013.

                               Gráfico 3: Evolución del paro y población activa

Paro_PAFuente: BDD REMS

Así mismo, la cantidad de horas trabajadas ha caído a un ritmo del 2.5% anual (de 7781 a 7213 millones de horas), la cantidad de ocupados al 1.6% anual y las condiciones del empleo que sobrevive son cada vez peores. En particular, la población activa ha pasado de 23.6 millones a 23.02 millones, la cantidad de trabajadores ocupados ha pasado de 18.47 millones a 17.56 millones y los desempleados de 5.35millones a 5.5millones (ver gráfico arriba). Además, los salarios reales han bajado a un promedio del 2.4% anual. En definitiva, cada ocupado trabaja menos horas y a un salario menor. Por decirlo claro, la política laboral está consistiendo en un reparto del trabajo a lo cutre. En el gráfico 4 adjunto la evolución de las variables relevantes de mercado de trabajo tras normalizar a 1 su valor inicial en el cuarto trimestre de 2011.

                                     Gráfico 4: El Titanic del mercado de trabajo

Reparto_LFuente: BDD REMS

En lo que respecta a nuestra relación con el exterior, es importante destacar que toda esa capacidad de movilización de recursos extra que nos ha brindado un endeudamiento promedio del 9% anual se está yendo a financiar importaciones y no al desarrollo de un sector productivo innovador. De hecho, si se observa la evolución del saldo comercial, vemos como éste sigue en negativo. Una proporción muy elevada del mismo se debe al déficit energético, problema frente al cual el gobierno no ha tomado ninguna medida más allá de destruir la posible emergencia de un sector energético de renovables puntero y hacer guiños al ruinoso negocio del fracking (ver aquíaquí o aquí).

                                       Gráfico 5: El sector exterior y el déficit energético

Deficits_Comerciales_Energi

Fuente: WITS World Bank

Igualmente, podríamos tener otras perspectivas más halagüeñas si ese endeudamiento hubiese ido destinado a políticas de oferta que favoreciesen la integración de España en una complejísima cadena de valor global. En el medio/largo plazo la tecnología va a afectar drásticamente los mercados de trabajo, y en el contexto de un capitalismo tecnológico intensivo en el uso de TICs, la automatización y computación, la mayor parte de empleos que se crearán en el futuro requerirán un tipo de habilidades cuantitativas y abstractas muy específicas. Un estudio relativamente reciente de Frey y Osborne (2013), cuantificaba las probabilidades de que la automatización y computerización provocase una sustitución de los antiguos trabajos por máquinas. Como puede observarse abajo, los sectores más perjudicados serán los del sector servicios, la administración, las ventas, etc.

                            Gráfico 6: Probabilidades de computerización por sector de actividad

Risk_adapt

Fuente: Frey and Osborne (2013)

Para mitigar los riesgos de la re-localización de los puestos de trabajo y habilidades habría sido importante una reforma educativa integral y una política de I+D+i intensiva para comenzar a cambiar la composición de las habilidades de la población activa. Sin embargo, como podemos ver en los gráficos abajo la I+D total ha sido recortada en un 8.5% pasando de un gasto por habitante de 303€ a 278€ (la pública un 11%).  Este dato es más preocupante si se compara con el nivel promedio para el periodo 2011-2013 en el resto de países Europeos.

                                                    Gráfico 7: Los recortes en I+D

RecorteID

                                       Gráfico 8: La distribución por sectores en la UE

GastoID

Fuente: Eurostat

Para hacernos una idea de la magnitud del efecto en el mercado de trabajo que tendrá la computerización de la economía   (dando por buena la traslación de datos USA-UE, según el análisis de Bruegel (2014) para el caso Europeo) basta decir que lo que tenemos delante es todo un Armageddon socio-económico, ya que España es una de las zonas con mayor riesgo tecnológico, con un 57% del empleo en riesgo, al nivel de Italia y Polonia y sólo superada por Portugal, Bulgaria.

                                   Gráfico 9: Empleo sujeto a riesgo tecnológico

Riesgo_Computerización

Fuente: Bruegel

Para concluir, me gustaría recordar que actualmente, hay una serie de factores externos positivos (que nada tienen que ver con la política del Gobierno) que nos han mantenido a flote y nos han dado un respiro. Estos son:

1) los tipos de interés en mínimos históricos

                                             Gráfico 10: Tipos de interés a 3 mesestipo de interesFuente: BDD REMS

2) precio del petróleo barato (aunque ya subiendo de nuevo)

                                            Gráfico 11 : Precio del petróleo en $

Precio_Petroleo

Fuente: Investing.com

y el 3) euro depreciado

                                                     Gráfico 12: Tipo de cambio €/$

dolares_euro

 Fuente: Investing.com

Sino se aprovecha la coyuntura favorable para tomarse en serio la transformación radical de la economía y del sistema político del país (esto es posiblemente lo más relevante) vamos a estar muy jodidos ya que los tiempos malos volverán. Y seamos realistas, con la mafia corrupta del PPSOE parasitando el Estado y las alternativas políticas pseudo-revolucionarias de Podemos y Ciudadanos como recambio no hay motivos para el optimismo.

 —————————————————————————————————————————————————————

PD: Añado a petición de un colega la relación entre la caída en el rendimiento del bono Español a 10 años y el discurso de Draghi (que luego no se diga que es un mérito atribuible a la política económica del PP):

“Within our mandate, the ECB is ready to do whatever it takes to preserve the euro. And believe me, it will be enough,”

draghi (1)

Minientrada | Publicado el por | 24 comentarios